Taller “Future Classroom Scenarios”

Foto de grupo con los participantes en el taller

El pasado 8 y 9 de mayo asistí en calidad de embajadora de Canarias de FCL al taller “Future Classroom Scenarios” en el Aula del Futuro de European Schoolnet (EUN), en Bruselas.

Esta actividad ofrece a los participantes por un lado, la oportunidad de explorar nuevos enfoques innovadores de uso de las tecnologías para mejorar la enseñanza; y por otro, la de trabajar con otros docentes procedentes  de toda Europa, para intercambiar y desarrollar nuevas ideas que puedan aplicar en sus propias aulas, centros o contextos educativos. Diseñada con un enfoque eminentemente práctico, está concebida para ayudar a los participantes a desarrollar sus propias ideas sobre el aprendizaje del siglo XXI y el uso eficaz de la tecnología.

Fue impartida por Bart Verswijvel, profesor y asesor pedagógico que participa en varios proyectos de EUN y que coordina la red de embajadores de Future Classroom Lab (FCL). Su dilatada experiencia como docente y asesor le permitió mostrar el modelo de rol docente que exigen las tendencias más actuales: guía y facilitador de aprendizajes a través de actividades que incluían momentos de experimentación, ideación, descubrimiento y gamificación, alternadas con momentos de breves intervenciones, en las que él exponía ideas claves y conclusiones sobre lo trabajado. De esta manera, inducía  la metacognición de los asistentes.

Al evento asistieron docentes de Austria, Chipre, República Checa, Letonia, Luxemburgo, Holanda, Polonia, Portugal, Eslovaquia, Eslovenia y España. Allí coincidí con Josefina, de Málaga; y Mayte, de San Sebastián, dos profesoras con largo recorrido como etwiners, con las que además de conformar el equipo español del evento empaticé, casi de inmediato, y en las que encontré dos estupendas compañeras de taller, tertulia y viaje. La oportunidad de compartir, experimentar y mantener tertulias sobre temas educativos, con personas de diferentes países y culturas, resultó uno de los elementos más motivadores y enriquecedores de esta experiencia.

El taller tuvo una duración de día y medio, con un programa muy intenso y con mucho contenido. El primer día fue de jornada completa, mañana y tarde y el segundo solo de mañana. A continuación expongo los contenidos que se desarrollaron durante el taller y la descripción de algunas de las actividades realizadas, acompañadas de mis reflexiones sobre el aprendizaje que fui adquiriendo durante la experiencia.

Participantes españolas en el taller
Participantes españolas en el taller

Primer día

Introducción y objetivos del taller

Nos recibieron en un aula en la que, de una forma distendida, durante los minutos previos al comienzo, se proyectaban las credenciales para acceso a la red y al espacio virtual en el que a lo largo del curso, fueron subiendo información y materiales diversos. De esta manera cuando comenzó el taller, todos y todas estábamos dados de alta en el espacio y conectad@s.

Especial mención merecen aquí las actividades de motivación inicial o de activación, que propuso el ponente. Consistieron en actividades, al uso, de mezclarse paseando por el aula y a una señal, presentarse e intercambiar opiniones sobre una pregunta que aparecía proyectada. Y es aquí, donde me pareció muy interesante la actividad, ya que estas preguntas eran muy “provocadoras” en el sentido de que, hacían conectar con el objeto del taller; la innovación para el siglo XXI. Las preguntas eran tales como: si ganaras una cantidad importante e dinero para invertir en tu centro educativo… ¿en qué lo invertirías? Si tuvieras la oportunidad de que el Ministro te recibiera… ¿qué mejoras educativas propondrías…? El valor que considero, tuvieron estas actividades es que conectaban con los postulados actuales de comenzar toda instrucción educativa, con estímulos que predispongan, motiven la reflexión y activen la curiosidad y el interés por el contenido que vendrá a continuación.

The Future Classroom Lab

Tras la introducción nos condujeron al espacio propio del FCL, donde la primera actividad fue, ¡oh sorpresa!, explórenlo y saquen todas las fotos y vídeos que deseen durante unos minutos. Y esta fue otra actividad, que me pareció muy interesante y sobre la que quiero llamar la atención, por su valor, en mi opinión, para trasladarla al aula. Mi conclusión, viéndonos todos los adultos sacando fotos y al ponente esperando pacientemente, fue la siguiente: es muy importante que en momentos en que presentemos algo novedoso al alumnado, que pueda provocarle mucha expectación, le concedamos un tiempo para que lo observe y explore, antes de solicitarle atención para una explicación.

Tras un tiempo prudencial y agotada la curiosidad inicial, fue cuando el ponente hizo su primera exposición, introduciendo el concepto del aula del futuro y explicando las zonas de aprendizaje que se proponen en la misma. Finalizada su exposición, tuvimos la primera experiencia de trabajo en grupo. Los participantes compartimos en pequeño grupo, las presentaciones de nuestros contextos y espacios personales de trabajo, actividad que nos habían  solicitado, una semana antes, por correo electrónico.

Y esa fue la primera vivencia enriquecedora, ya que las presentaciones se hacían mediante relatos con apoyo visual de presentaciones y aderezados con las emociones que cada uno transmitía, contando a desconocidos, como era su contexto y lugar de trabajo.

The future Classroom Toolkit: un enfoque holístico para la innovación

En este bloque de actividades se hizo una introducción al kit de herramientas FCL y se presentó un modelo de cómo identificar nuestro nivel de madurez para la innovación en el aula.

Tendencias y partes interesadas

El objetivo de esta actividad era identificar tendencias relevantes y conocer cómo involucrar a todas las partes interesadas en el desarrollo de nuestros proyectos o escenarios. A mi juicio, fue otro bloque de actividades muy interesante, por su posibilidad de transferencia a otros contextos.

La primera actividad también la llevábamos preparada de antemano. En el correo en el que nos solicitaban la actividad,  figuraba una breve descripción de una tendencia educativa, por ejemplo “aprendizaje colaborativo”, y como participante, tras leerla tenías que preparar las siguientes cuestiones para luego exponerlas en pequeño grupo:

  1. Introducir y explicar la tendencia al resto de participantes.
  2. ¿Tienes experiencia con esta tendencia? ¿ Cuál es la situación en tu centro educativo?
  3. En tu opinión ¿Qué oportunidades y desafíos presenta esta tendencia?

Cada miembro del grupo debía exponer una tendencia distinta. Nuevamente, la experiencia de compartir en pequeño grupo valoraciones sobre tendencias educativas, por personas de distintas culturas, fue tremendamente interesante.

La segunda actividad de este bloque consistió en un juego de rol en el que, por grupos, representábamos a distintos sectores sociales y educativos: familias, empresas editoriales, directivas de centros, profesorado, etc. y valorábamos las ventajas y desafíos de las tendencias trabajadas. Esta actividad me  hizo reflexionar sobre lo importante que es empatizar, con todas las partes ante cualquier desafío.

La embajadora Elisa exponiendo
La embajadora Elisa exponiendo

Desarrollo de escenarios (guiones pedagógicos)

Tras un breve descanso, la tarde comenzó con una introducción al concepto de guión pedágogico (escenario) en FCL y con la propuesta de que empezáramos a pensar  en las primeras ideas para construir, en grupos de trabajo colaborativo, un diseño de escenario para un Aula del Futuro.

Competición-desafío

Esta actividad consistió en una competición, por grupos, para lograr un desafío que consistía en construir la torre más alta posible, sobre una mesa, utilizando espaguetis, cinta adhesiva y varios trozos de lana en un tiempo límite. Transcurrido el tiempo establecido, el monitor medía cada torre construida y declaraba el grupo ganador.

Finalizadas las fotos pertinentes y las felicitaciones a los ganadores, la experiencia dio entrada  a la reflexión sobre las habilidades colaborativas que debemos potenciar y desarrollar en el siglo XXI. El proponer la reflexión inmediatamente después de tener la experiencia, es otra de las cuestiones que me parecieron muy acertadas de la estructura y secuenciación del taller, porque la dificultad de la tarea forzaba  la negociación, el diálogo, la generación de ideas y propuestas para llevarlo a cabo, a la par que los miembros del grupo, iban adoptando de forma natural distintos roles en el mismo. En definitiva, que esta actividad llevó, con mucha facilidad, a la metacognición sobre la importancia del trabajo cooperativo.

Mejorar el aprendizaje usando tecnología

La tarde terminó con la propuesta de uso de distintas herramientas TIC, que ya van siendo cada vez más conocidas (Socrative, Menti, Kahoot, códigos QR, etc.), pero lo que realmente añadió valor al uso de estas , fue el tipo de actividades propuestas. Se utilizaron para motivar debates, para la gamificación y para la realización de una gymkhana, cobrando así un papel relevante en la tarde  porque consiguieron motivarnos y disfrutar, mientras aprendíamos,  en las últimas actividades de una intensa jornada.

Segundo día

Del escenario a la programación de aula

Tras las debidas actividades de activación para comenzar el día, la segunda jornada de este taller comenzó con unas orientaciones para la programación docente, mediante la aplicación Learning designer en la que había que plasmar el trabajo del grupo.

Hackathon para la creación de escenarios en grupos

La actividad final se propuso utilizando el símil de las Hackathon, que son encuentros organizados por las comunidades de hackers, cuyo objetivo es el desarrollo colaborativo de software. Pues al igual que en estos encuentros, los grupos que habíamos esbozado las primeras ideas, la tarde anterior, diseñamos una secuencia de actividades como parte de un escenario pedagógico en el que debíamos indicar: las tendencias educativas que se incluirían o contemplarían en el mismo, el supuesto nivel de madurez del que se partía, las competencias y habilidades que adquiriría el alumnado, las tecnologías que se utilizarían como recursos y finalmente la descripción de las actividades que se proponían. Acabado el diseño, cada uno de los grupos expuso su trabajo y nuevamente las exposiciones evidenciaron cuántas fantásticas ideas pueden aflorar, sumando distintas visiones. Para clausurar el taller se abordaron las conclusiones finales del mismo.

Por mi parte decir que me vine con muchas ideas de actividades, que como he ido comentando, son totalmente trasladables con adaptaciones, tanto a los diseños de actividades formativas dirigidas al profesorado, como a actividades para poner en práctica en el aula. En en lo personal fue una experiencia muy grata y enriquecedora.

Imágenes en el artículo realizadas por las participantes españolas.
Comparte este contenido ... Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedIn