Navegación segura en Internet (I)

Security por Thomas Breher en Pixabay

Los días 16 y 17 de diciembre 2013 tuve la gran oportunidad de asistir al taller eSafety in the future classroom en Bruselas. Gracias a él pude explorar cómo estar a salvo mientras utilizamos las TIC en educación, aprendiendo a integrar en la práctica diaria consejos y reglas de seguridad en Internet (eSafety). Comparto con vosotros lo que viví.

Introducción

En un mundo donde la tecnología nos rodea e invade, debemos de ser capaces de ayudar a nuestros alumnos a ser ciudadanos digitales responsables y seguros porque la competencia digital no se adquiere automáticamente por usar los distintos medios audiovisuales. Un estudio realizado en Madrid en 2009 y cuyos resultados vienen contenido en el siguiente vídeo, nos mostraba que el 40% de los jóvenes hacen un mal uso de Internet y desgraciadamente esas cifras hoy en día no han variado mucho.

Como maestros debemos ayudarles a fomentar su competencia digital en las mejores condiciones posibles no sólo mostrándoles los maravillosos recursos y materiales disponibles en Internet sino también enseñarles a ser críticos, a examinar los riesgos que la red tiene y a mitigarlos en la medida de lo posible. Todo ello desde una edad temprana. Una competencia digital que va a permitir desarrollar futuros ciudadanos con las habilidades adecuadas para vivir, aprender y trabajar en una sociedad digital abarcando los siguientes aspectos: comunicación efectiva, creatividad, destrezas funcionales, colaboración, habilidad a buscar y seleccionar información, comprensión social y cultural, pensamiento crítico y seguridad. Ni que decir tiene que otro pilar básico en esa educación digital son los padres, de nada sirve equiparlos y asesorarles cuando en casa reman en dirección opuesta, por eso los siguientes consejos e indicaciones también son fácilmente aplicables para los padres. En sus manos está controlar el tiempo que pasan sus hijos usando Internet, tener un papel activo, monitorizando qué páginas visita y animándoles a usar juegos educativos, por ejemplo.

¿Cómo puede el colegio crear un lugar seguro en este mundo interconectado en el que vivimos? ¿Cómo podemos equipar a los alumnos con las destrezas digitales para aprender, vivir y trabajar en esta era digital de la que disfrutamos? En esta tarea debemos encontrar un balance entre riesgos, políticas, daño, limitaciones y recursos existentes. El colegio debería tener la obligación de salvaguardar a los alumnos y crear un ambiente de aprendizaje seguro. En definitiva, deberían aparecer interrelacionadas tres esferas o ámbitos: políticas escolares, infraestructura y currículum integrado sobre la seguridad digital. Normalmente, nos centramos en los dos primeros, obviando el tercero. Éstas tienen que ver con el equipo del que dispone el centro y de sus conexiones a Internet así como de lo que se acuerde entre los distintos usuarios (profesores, alumnos y padres) sobre qué herramientas o recursos utilizar, sus limitaciones y sus posibles consecuencias a la hora de no respetar lo suscrito por las partes. Con estas jornadas que hemos tenido la oportunidad de disfrutar se pretendía que aprendiésemos a ser profesores digitalmente competentes para transmitir esos conocimientos a nuestros alumnos y desarrollar su nueva competencia así como ayudar a los demás compañeros a integrar las mejores prácticas digitales e incorporarlas en el currículum escolar. Como ejemplo, tenemos este currículum de Common Sense Education que aboga por el uso efectivo de la banda ancha en los colegios (disponible en inglés y español).

Riesgos y cómo mitigarlos

Son múltiples los riesgos que podemos encontrar en Internet: desde el ciberbullying, pedófilos, phising o robo de la identidad hasta fraude, contenido inapropiado, entre otros. No sólo es importante la existencia de filtros que los eviten sino también equipar a los niños y jóvenes con las destrezas adecuadas para reconocer dichos riesgos y saber cómo actuar ante ellos, a ser responsables usuarios y a animarles a disfrutar de los numerosos recursos existentes. Todo se reduce a mantente a salvo, se consciente y diviértete en la red.

Podemos reducir su acceso a contenido inapropiado, por ejemplo configurando la opción de control parental con Safe Search de Google; o incluso navegar con tranquilidad por las páginas de Youtube activando el modo de seguridad para ocultar los vídeos que puedan incluir contenido inapropiado que los usuarios hayan marcado o tengan otras señales distintivas. Ningún filtro es infalible, pero puede ayudarte a evitar la mayor parte del contenido inapropiado.

Hoy en día, hay cada vez más información personal en la red. Por ejemplo algún amigo puede mencionarnos en cualquiera de las redes sociales que existen o etiquetarte en fotos o aparecer tu nombre en blog o artículos. El buscador Google es, a veces, el primer lugar al que la gente recurre para tener información nuestra. A continuación nombramos algunos pasos a seguir para controlar nuestra reputación online cuando buscan sobre nosotros en Google:

  1. Buscar información sobre nosotros
  2. Crear un perfil en Google
  3. Quitar contenido no deseado y los resultados asociados
  4. Pedir que se nos notifique cuando se publica algo en la red sobre nosotros.

Debemos de cuidar nuestra imagen. ¿Cómo podemos proteger nuestra reputación en línea?

Muchas veces no somos conscientes de que lo que compartimos en Internet puede volverse en nuestra contra.

Debemos tener en cuenta que lo que compartimos es localizable, su vigencia no caduca y puede ser copiado para una gran audiencia, porque aunque lo hayamos compartido con un grupo reducido de amigos, no debemos olvidar que esos amigos también tienen conocidos que pueden compartir o editar nuestra propia información o fotos. Hay riesgos si compartimos todo sobre nuestras vidas, sentimientos y emociones.

A los niños y adolescentes se les debe instruir en la privacidad de la misma manera que se les enseña sobre civismo o modales. En un mundo donde cada vez es más frecuente compartir información personal, debemos tener claro qué compartir y qué no.  Toda información relativa a vacaciones, localizadores a través de las redes sociales diciendo donde estamos en cada momento y demás son datos útiles que pueden ser utilizados por parte de posibles ladrones. Así que la próxima vez que decidas publicar piénsalo dos veces antes de compartir la información.

Puesto que el taller fue muy interesante y la gran cantidad de recursos que nos proporcionaron sobre la seguridad en Internet, dejo para un segundo artículo el resto de mi experiencia.

Nota final

Como se indicó en el artículo eSafety: seguridad virtual en el aula del futuro de Joana Pol, se organizó este curso escolar un MOOC (Massive Open Online Course: -Curso en línea masivo y abierto-) llamado Seguridad TIC y menores de edad para educadores.  Si quieres acceder a los materiales y recursos, te recomiendo que visites la comunidad creada con el mismo nombre en Procomún.

Imagen de cabecera: Security de Thomas Breher en Pixabay
Comparte este contenido ... Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedIn